Hace unos días salí a cenar con mis amigos, pero he de reconocer que me congelé un poco de vuelta a casa, hacía fresquito. Llevaba mi chaqueta de cuero, así que mientras caminaba se me ocurrió que podía coserme un poncho para poder llevar encima de la chaqueta sin necesidad de recurrir al típico abrigo, ya que aunque no lo parezca, por aquí el timpo sigue un poco loco.
Al día siguiente fui directa a Ribes & Casalas y compré un metro y medio de tela de punto que me gustó muchísimo.
Una vez en casa, lo que hice fue plegar la tela por la mitad, me quedó una especie de cuadrado y continuación marqué el centro de la pieza y corté solo una parte de las dos por la mitad.

 

Más o menos es lo que se puede deducir del gráfico, después le pasé un punto zigzag a todo el poncho para que no se deshilache la tela. una vez acabado ese proceso, coloqué una cinta de pequeñas borlas para decorar el borde y así darle un toque divertido.
Aquí os dejo el resultado final. ¿Qué os parece?
(Visited 16 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.